Lo que ignoras sobre el comer

Pondré dos casos como ejemplo de lo que quiero hacer ver. Por un lado, tenemos una comida muy sana con vegetales, proteínas, grasas naturales, especias, alimentos no procesados… Pero la tomas 1 hora antes de dormir, estresado por tu vida, enfadado con alguien y en una habitación muy iluminada y con mala ventilación. Es comida sana pero… ¿es ese acto de comer realmente beneficioso?

Por otro lado, tenemos un grupo de amigos, están en armonía en la montaña, todo es buen rollo, es de día y les está dando el sol filtrado por los árboles… pero están comiendo comida rápida que cogieron en el establecimiento antes de subir andando. La comida es mala, ¿pero es tan mala en su caso?

Puede que ya hayas captado la idea: el contexto de tu comida importa.

Ahora veremos más específicamente que factores suelen pasar por alto. Pero antes, quiero aclarar que la calidad de la comida claramente importa y que debemos buscar alimentos saludables la mayor parte del tiempo. De lo que se trata es de optimizar la situación en general.

Pasemos a los factores desapercibidos:

1. Cuándo comemos: esto está directamente relacionado con nuestros ritmos biológicos, los cuales establecen cuando tienen lugar los diferentes procesos corporales. Su correcto funcionamiento implica que la biología está optimizada y que todo ocurre cuando tiene que ocurrir.

A pesar de que el reloj biológico principal está en el cerebro, tenemos relojes secundarios en los órganos que marcan sus diferentes funciones a lo largo del día.

Y aquí es cuando entra la comida. Al ser los humanos criaturas activas en las horas de luz, nuestro metabolismo acoge mejor las calorías en estos momentos. Hasta tal punto esto es así, que se han estudiado diferentes horarios de comidas y se ha observado que ante las mismas calorías, la gente que come más cerca de la hora de dormir acumula más grasa corporal. Esto no solo se debe a que nuestro metabolismo es menos activo en las horas de oscuridad, sino que comer cerca de las horas de sueño, atrasa el momento de reparación y descanso profundo de la noche, lo que provoca que se queme menos grasa mientras dormimos.

Esto no quiere decir necesariamente que no comas nada en absoluto a partir de una hora (lo cual recomiendo fervientemente), si no que simplemente no hagas comidas grandes en las 2-3 horas previas al sueño. De lo contrario, encontrarás que engordarás más, descansarás peor y tu rendimiento disminuirá.

2. Dónde comemos: está claro que como humanos de la Tierra, estamos construidos para estar bajo el manto celeste la mayor parte del tiempo o, al menos, bajo alguna construcción natural que nos mantenga conectados al planeta (ninguna de las cuales se da actualmente de forma cotidiana). Esto implica luz natural, aire fresco y campos magnéticos saludables (los emitidos por la propia Tierra, el Sol y otros astros).

Parte de esto es importante por la influencia que tiene en nuestra psicología (y que se tratará en el siguiente apartado) pero también por cómo afecta a nuestra biología. Por ejemplo, se ha observado que la luz natural regula de forma especial los niveles de hambre-saciedad, al influir sobre determinadas hormonas y neurotransmisores, de tal forma que se tiende a comer menos o de forma menos impulsiva cuando estamos expuestos a la luz solar durante el acto de comer.

Por su parte, ahora se están estudiando cada vez más los efectos de las frecuencias electromagnéticas no nativas (ajenas a las emitidas por el planeta) y su posible efecto nocivo para la salud al intervenir en el buen funcionamiento de determinados mecanismos celulares. Este elemento es uno de los mas difíciles de manejar actualmente dada la masiva colonización electrónica que se ha establecido. Pero entre otras cosas, estos campos magnéticos artificiales podrían estimular lo suficiente al sistema nervioso para impedirle entrar por completo en su rama parasimpática encargada de la reparación, buena digestión y descanso.

Respecto al aire que respiras mientras comes, es obvio que conviene que sea el de mejor calidad posible, evitando al máximo aires estancados o cargados de sustancias tóxicas (difícil de evitar completamente, pero fácil de menguar).

3. Cómo comemos: la disposición personal a la hora de comer, influye en grandísima medida en cómo se va asimilar la nutrición que se introduzca en el organismo. Esto tiene que ver con la rama del sistema nervioso que predomina en el momento: ¿es la rama de actuar de forma inminente o es la rama de estar tranquilo y relajado?

Por ello, no conviene comer en un estado estresado, si no más bien en uno en el que la prisa no lleve la marcha.

Aunque, como en el ejemplo incial, el estado de estrés no sólo viene definido por ir deprisa y corriendo, puede venir también por un estado emocional alterado: enfado, confusión, ofuscación, miedo… Todos estas disposiciones personales no van a optimizar la forma en la que tu cuerpo va a lidiar con la comida.

Más bien, intenta cultivar estados de aprecio, gratitud, relajación y bienestar no sólo durante la comida, si no, idealmente, en los momentos previos y posteriores a la misma.

Conclusiones finales

Lo primero, intenta comer saludable. Pero no pienses que con eso está todo hecho. Lo ideal sería que las comidas grandes estén 4 horas o más alejadas de la hora de dormir. Si comes después de ese rango, trata de que la comida no sea muy pesada.

Respecto al lugar, trata de que esté bien iluminado con luz natural y de que el aire sea nuevo. También evita comer al lado de muchos aparatos electrónicos.

Finalmente, vigila tu disposición antes de comer: ¿estoy enervado y tenso o estoy relajado y salivando? Busca el segundo estado para optimizar la digestión y sacar buen provecho de tus comidas.

Categorías Sin categoría

1 comentario en “Lo que ignoras sobre el comer

  1. Brutal!. Sacas a relucir, como siempre, aspectos que son de sentido común de la salud y la calidad de vida, pero que a todos se nos pasan por alto y que ignoramos, con un lenguaje sencillo, claro y directo. Sigue así

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close