Remodelando nuestro alrededor

Hey, por si no te habías dado cuenta el ambiente que nos rodea nos afecta a distintos niveles.
La sociedad nos ha hecho olvidar de dónde venimos y nos ha desconectado del entorno original del que procedemos, el cual resulta ser el más adecuado para desenvolvernos de la mejor forma posible.

Está claro que si esculpimos cabañas desde hace milenios fue porque cobijarse es claramente más cómodo que estar a la intemperie. Pero de ahí a construir colmenas de cemento y acero desconectadas completamente de la tierra y rompiendo la armonía del entorno, hay un paso enorme. Un paso que conlleva más perjuicios que ventajas.

¡Disfruta las tonalidades verdes de la naturaleza!

Pero en cualquier caso, el entorno es simplemente importante para tu funcionamiento se quiera o no debido a la influencia que tiene sobre nuestra biología.
Hay 3 aspectos relacionados entre sí que me gustaría mencionar sobre el entorno: el paisaje que te rodea, el aire que respiras y la luz que te irradia, cuya calidad actualmente está lejos de ser idónea pero la cual automáticamente mejora si pasamos más tiempo donde debemos pasarlo: al aire libre y en entornos naturales o, al menos, con tintes de naturaleza.

Empezando por el paisaje que alcanza nuestra vista, sería ideal que fuera rico en vegetación o elementos naturales como rocas, tierra o agua. Es bien sabido (y sentido por la experiencia de cada uno) que paisajes de naturaleza tienen un efecto calmante y desestresante en nuestro sistema, regulando la actividad cerebral, cardiaca y hormonal. No es de extrañar que esto sea asi al tratarse de una criatura terrestre (nosotros) que vuelve a su hábitat original.
En estas circunstancias nuestro rendimiento aumenta al incrementarse nuestra creatividad, relajación y concentración.

Por lo tanto, éste sería el primer punto a considerar: lo que puedas hacer en un entorno natural, hazlo.
Si no fuera posible, integra en tu entorno elementos naturales como plantas, piedras, madera o fotos paisajísticas para dar un toque de riqueza floral a tu ambiente (aunque no tendrá el mismo efecto que estar en el propio lugar).

Lo anterior nos lleva al siguiente punto con el cual guarda una estrecha relación: el aire que respiramos.
En los ambientes modernos muchas sustancias son tóxicas para el organismo, difíciles de eliminar y tienen repercusiones negativas sobre el funcionamiento celular. Además, en el aire hay numerosos gases nocivos para tu sistema respiratorio y salud general.

Estos perjuicios son considerablemente reducidos en espacios naturales ya que éstos actúan como un sistema de filtrado y purificación del aire.
En caso de estar en un habitáculo, poner algún sistema de filtrado del aire así como hacer una buena ventilación diaria se convierten en aspectos importantes para mejorar en la medida de lo posible el aire de las habitaciones. Otro buen truco es comprar plantas que limpien un poco el aire interior (com.cdn.ampproject.org/v/s/ecoinventos.com/10-plantas-que-purifican-el-aire-de-tu-casa/amp/?amp_js_v=a2&amp_gsa=1&usqp=mq331AQCCAE%3D#referrer=https%3A%2F%2Fwww.google.com&amp_tf=De%20%251%24s&ampshare=https%3A%2F%2Fecoinventos.com%2F10-plantas-que-purifican-el-aire-de-tu-casa%2F).

Adquiere plantas con propiedades filtradoras de sustancias nocivas para las habitaciones

Para terminar, hay que hablar de luz. Realmente somos seres eléctricos que funcionan en base a la actividad de electrones, protones y biofotones.
El funcionamiento de estas moléculas se ve altamente influenciado por la luz y el magnetismo que recibes. Y, no pudiendo ser de otra forma, su dinámica se ve afectada positivamente por fuentes de luz natural procedentes de los cuerpos celestes y del fuego, así como por el campo magnético terrestre.
No hace falta decir que la polución lumínica y radiomagnética emitida por nuestra civilización tiene un efecto pernicioso para el funcionamiento de nuestras células a nivel electromagnético. No obstante, el grado de esta contaminación está sujeto a la distancia de exposición, así que la mejor solución posible es la que llevo mencionando desde el principio: sal a la naturaleza, conecta con ella con tus pies, expón tu piel a los elementos y olvídate de tus dispositivos electrónicos por un momento.
La luz es un tema más complejo del que hablaré aisladamente en blogs futuros. Pero hasta el momento asegúrate de que, a ser posible, la luz que te rodea la mayor parte del dia es natural, siendo ideal que no te rodearan cristales o filtros de ningún tipo.

El aire libre: donde perteneces. Entorno que compartes con otros seres

Considero estos elementos sencillos de aplicar y tendrán una repercusión de gran peso sobre tu persona. Es sobre volver a conectar con tu especie y su hábitat.

Categorías Sin categoría
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close